new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Hombre de Espíritu - Servicio de Ordenación del 2016    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   2 Corintios 1:19
Date
   2016-10-02



Escritura

2 Corintios 1:19
Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él.




Amados hermanos y hermanas en Cristo,

Demos toda la gloria y el agradecimiento a Dios Padre quien nos ha bendecido para realizar este Servicio de Ordenación del 2016.

Este año, un total de 46 hermanos – 1 pastor, 3 ancianos, 36 diaconisas mayores, 1 diaconisa mayor honoraria, 5 diaconisas mayores asociadas – están siendo ordenados.

Yo les felicito a todos ustedes que están siendo ordenados como preciosos obreros del reino de Dios.

Extiendo mi agradecimiento a todos los valiosos invitados que han venido para felicitar a los que están siendo ordenados.

Amados hermanos y hermanas en Cristo;

De acuerdo a la constitución de esta iglesia, 'pastor' es el título sagrado otorgado por medio de la ordenación, y la posición es equivalente al sacerdote del Antiguo Testamento, y 'el oficio de pastor' es el oficio más divino y preciado en la iglesia.

Compartir el mensaje, enseñar la Biblia, dirigir los servicios de adoración, oficiar en una ceremonia sacramental, supervisar la iglesia, y así consecutivamente son los deberes de un pastor.

Cuando un pastor es ordenado, él hace votos de que será fiel a sus almas con toda su vida, y que vivirá una vida Cristocéntrica.

La constitución también nos dice que los deberes de un anciano incluyen ayudar al pastor a ministrar la iglesia, cuidando de los miembros de la misma, visitándolos y dándoles consejo y consuelo, evangelizando a los incrédulos, y dirigiendo los servicios de adoración durante la ausencia del pastor.

La posición de un anciano es santa y divina otorgada por Dios, y por consiguientes él tiene que tener la virtud de la generosidad y de liderazgo para guiar a la congregación.

Las Diaconisas mayores tienen que asistir al pastor con la visitación a los miembros de la iglesia, consolar y cuidar de aquellos que están sufriendo, que están desalentados y que están en dificultades.

Ellas tienen que tener un refinamiento y personalidad apropiados, y deben ser generosas y virtuosas.

Para aquellos de ustedes que están siendo nombrados en estas posiciones, les comparto el mensaje titulado, "Hombre de Espíritu".

Nuestro Señor dijo en Juan 3:6, "Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es".

Aquellos que han nacido de nuevo por el Espíritu Santo después de haber aceptado al Señor deben vivir sus vidas siguiendo los deseos del Espíritu Santo.

Deben desechar la naturaleza pecaminosa del corazón, y deben guardarse completamente sin mancha como hombres de espíritu y de espíritu completo hasta el regreso del Señor.

El hombre de espíritu del cual estaré hablando en este mensaje se refiere al hombre que no pertenece a la carne sino al espíritu. Por lo tanto, también incluye al hombre de espíritu completo.

Los miembros de Manmin que escuchan el evangelio de santidad, desde su juventud hasta una edad avanzada dirigen su vida cristiana con el propósito de convertirse en hombres de espíritu.

Aquellos que son pastores, obreros y líderes deben entrar en el espíritu antes que los demás y establecer un ejemplo para ellos.

Si ustedes están en la carne, hay límite en el entendimiento del corazón de Dios Padre o en realizar las tareas del Señor.

Solamente después que ustedes alcancen la fe de un hijo maduro, que es, la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, podrán producir el fruto que puede satisfacer el corazón del Padre.

Yo espero que no solamente aquellos que están siendo ordenados este día sino también los que fueron ordenados anteriormente, así como también todos los miembros de Manmin puedan examinar su corazón de acuerdo a este mensaje.

También insto a aquellos que han entrado en el espíritu a que hagan pan de este mensaje con mayor humildad, y que entren en el espíritu completo con mayor rapidez.

Oro en el nombre del Señor para que ustedes puedan volverse propicios a la vista de Dios Padre.

Amados hermanos y hermanas en Cristo.

El hombre de espíritu, en primer lugar, piensa con bondad en todas las cosas.

Esto quiere decir, que discierne qué es la bondad delante de Dios, y que él mismo practica la bondad.

El punto primordial es que tienen que procurar y practicar solamente la bondad a la vista de Dios.

En ocasiones, la bondad de Dios es diferente de la bondad del hombre.

Por ejemplo, cuando María Magdalena derramó el valioso perfume sobre Jesús, Dios consideró su corazón y su obrar como algo muy valioso y bueno.

Lo que ella hizo, sin embargo, a los ojos de la gente carnal podrá haber parecido 'inapropiado'.

Podrá haber parecido un desperdicio ya que el costo del perfume pudo haber sino usado para un mejor propósito.

Lo que Jesús hizo, al enojarse con aquellos que profanaron el Templo Santo y al sanar a un hombre enfermo en día de reposo, fue realmente una obra de bondad delante de Dios.

Las personas malvadas, sin embargo, lo condenaron.

Los sacerdotes y los Fariseos que se llamaban a sí mismo 'expertos de la Ley', no pudieron discernir lo bueno y lo malo porque tenían maldad en su corazón.

Por el contrario, algo bueno a la vista de un hombre puede ser un camino que lleva a la muerte en un sentido espiritual.

Hay personas que quebrantan la palabra de Dios conociendo claramente que es la voluntad de Dios, tal como, "No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros", y "No seas de aquellos que salen por fiadores de deudas."

Ellos hacen esto buscando su propio beneficio o por lo que parece bueno a los ojos de las personas, y levantan un muro de pecados.

Por lo tanto, cuando ustedes disciernen entre el bien y el mal, tienen que establecer la verdad como el criterio.

Es más, cuando ustedes escojan la bondad sobre el mal, tienen que tener sabiduría para comprender el profundo nivel de bondad del Padre y ponerlo en práctica.

Amados hermano y hermanas en Cristo:

El hombre de espíritu, en segundo lugar, es el que obedece completamente.

2 Corintios 1:19 dice, "Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él".

El Hijo del Dios Todopoderoso vino a esta tierra en humilde condición humana. Esto es obediencia.

Cada momento que Él vivió en esta tierra, vivió solamente por la voluntad del Padre.

Haber sido crucificado en la cruz, haber resucitado y ascendido al cielo – todo esto fue obediencia.

Gracias a esa obediencia de Jesús, Dios pudo consumar el camino de salvación que Él había planificado desde el principio de los tiempos.

Los hombres de la fe también cumplieron la providencia de Dios por medio de su obediencia.

Si Abraham no hubiera ofrecido a Isaac como sacrificio; si movido por el miedo, Elías no se hubiera enfrentado a los adoradores de ídolos, si los Apóstoles Pablo y Pedro no hubieran predicado el evangelio para evadir la persecución, ninguno de ellos habría sido usado como un valioso instrumento de Dios.

En la actualidad, Dios también está pidiendo completa obediencia de parte de ustedes y de mí.

Si ustedes obedecen solamente cuando está de acuerdo con sus pensamientos, o solamente cuando es para su beneficio, o solamente cuando son capaces, esto no es obediencia.

Ustedes obedecen lo que no pueden obedecer – esta es verdadera obediencia.

Cuando Dios Padre me dice, "¡Ve!", yo voy. Cuando Él me dice alto, me detengo y cuando Él me dice que haga algo, lo hago.

Ser yo un pastor, de hecho, era algo imposible en un sentido carnal.

Desde entonces, sin embargo, desde que obedecí con un "Sí" y un "Amén", Dios ha hecho de la Iglesia Manmin lo que es ahora, una denominación con cerca de 11,000 iglesias filiales y cooperativas.

Yo sabía que podía esperar persecución cuando proclamé el reino espiritual y la palabra que recibí en la inspiración del Espíritu Santo, sin embargo no me importó lo que las personas pudieran pensar.

Como creí que era la voluntad de Dios, hablé sobre el Cielo y el Infierno, y proclamé la Medida de la Fe.

Entonces, nuestros miembros pudieron tener un profundo entendimiento del reino espiritual y de lo fundamental del Padre, y ellos recibieron la fortaleza para vivir una vida separada del mundo donde el pecado y la maldad prevalecen.

Dios Padre no me dijo que fuera a lugares donde las cruzadas internacionales podían ser fáciles de realizar.

Hubo lugares donde yo no tenía contactos, donde estuve bajo la amenaza de terrorismo, o incluso donde una ley en contra de predicar el evangelio había sido aprobada justo antes de la cruzada.

Sin embargo, cuando yo solamente obedecía, Dios tomaba cuidado del resultado por medio de mi obediencia, y Él mismo era glorificado por ello.

En las naciones islámicas que eran hostiles hacia la predicación del evangelio, en países hinduistas, y a lo largo de todo Israel, Él permitió que el evangelio fuera predicado y manifestó Su asombroso poder.

Esto es obediencia.

Se trata de decir 'Amén' si esta es la voluntad de Dios, incluso cuando ustedes no puedan comprenderlo, cuando no es para su propio beneficio, o cuando no corresponde con sus planes.

Yo les insto a aquellos de ustedes que están siendo ordenados este día y al resto de hermanos y hermanas, a que siempre hagan de la obediencia a la verdad su objetivo primordial, y a que digan 'Sí' y 'Amén' a la voluntad de Dios.

Amados hermanos y hermanas en Cristo.

El hombre de espíritu, en tercer lugar, es fiel en toda la casa de Dios.

Números 12:7 dice, "No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa".

Debido a que Moisés era fiel en todos los asuntos que Dios le confiaba, Dios consideró a Moisés más preciado que los otros profetas.

Aquellos de ustedes que están siendo ordenados este día han trabajado arduamente para ser fieles en toda la casa de Dios.

Puesto a que han sido la luz y la sal en su familia o vecindario, y que han sido fieles en la iglesia que es el cuerpo de Cristo, es por eso que están siendo ordenados este día.

Les insto a que se consagren aún más para el reino de Dios y por las almas con todo su corazón, mente, voluntad y fuerza.

Les exhorto a vivir su vida para la gloria de Dios y por la salvación de las almas, en lugar de su propia riqueza y honor, de su familia en la carne, de su salud o de su propio beneficio personal.

Amados hermanos y hermanas en Cristo.

El libro de Colosenses es la carta que el Apóstol Pablo escribió cuando estaba encarcelado mientras predicar el evangelio en Roma.

Colosenses 1:24 dice, "Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia".

El camino de la fe que caminamos es con toda seguridad el camino de la gloria.

Es el camino de la bendición que hace que nuestro espíritu y nuestra alma se lleven bien, y nos hace prósperos y saludables.

Mientras vivimos en la luz de esta forma, el Señor con seguridad nos protege y nos permite glorificar a Dios con la ayuda del Espíritu Santo.

Hay ocasiones, sin embargo, en que este camino es también el camino de indescriptible trabajo y sufrimiento mientras obedecemos al evangelio y servimos a las almas a lo largo de la jornada.

Solamente el Señor es quien ha comprendido mis lágrimas hasta este momento donde ha llegado la iglesia Manmin.

Pero la razón que he caminado con gozo es porque recuerdo la cruz del Señor, y el amor de Dios Padre que siempre ha estado conmigo y que nadie me puede quitar.

Los sufrimientos de este tiempo presente son insignificantes al ser comparados con la gloria que será revelada a nosotros.

Puedan aquellos que están siendo ordenados y aquellos de ustedes que están presentes, tomar la cruz del Señor, convertirse en hombres de espíritu completo, y producir abundantes frutos hasta el día que todos nos volvamos partícipes de la gloria del Señor. ¡Yo oro en el nombre de nuestro Señor Jesucristo!

[¡Amén!]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch