new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Estudio basado en Génesis(19) - Seres Espirituales (8)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 1:1
Date
   2009-12-18



Pasaje

Génesis 1:1
[1] "En el principio creó Dios los cielos y la tierra".

Amados hermanos y hermanas en Cristo,

Este es el 19no Estudio de Génesis.
En el estudio anterior, les expliqué acerca del proceso de rebelión de Lucifer y su resultado.
Con palabras astutas, Lucifer conquistó a un tercio de los ángeles, los dragones, y algunos querubines.
Sin embargo su rebelión fracasó y todos ellos fueron confinados al Abismo.
En este estudio, voy a contarles la conversación que Lucifer tuvo con Dios el Espíritu Santo y Dios el Padre antes de que fuera confinado al Abismo.
Les voy a contar primeramente lo que Lucifer le dijo a Dios el Espíritu Santo.
"Dios me dio esta autoridad".
Se refería a la autoridad que tendría después para gobernar las tinieblas.
Continuó diciendo: "Luego de que Dios el Hijo venga a la tierra en carne, él recibirá sufrimiento por mi causa, al igual que tú, Espíritu Santo"
Significó que Lucifer instigaría a personas malvadas para perseguir a Jesús en el momento que Dios el Hijo descendía a esta Tierra como el Hijo del hombre.
Entonces, ¿qué significaba eso de que el Espíritu Santo también sufriría a causa de Lucifer?
Significa que Lucifer instigaría a personas malas para cometer maldades a los hijos de Dios que recibieran al Espíritu Santo.
Entonces, esto significaría a su vez a que el Espíritu Santo, quien mora en ellos, también sufriría.
A propósito, la realidad es que el Espíritu Santo no padece a causa de la persecución misma de la que sufren los hijos de Dios.
El Espíritu Santo recibe dolor en Su corazón cuando los hijos de Dios están tentados a cometer pecado por Satanás y el diablo enemigo, eso es controlado por Lucifer y conduce al camino de la muerte.
Es como Romanos 8:26 nos dice: "...pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles".
Por ejemplo, hay personas que van por el mal camino incluso después de experimentar los dones del cielo y el poder de la eternidad por medio del Espíritu Santo.
Gradualmente ellos aplacan al Espíritu Santo.
Algunas veces cometen el pecado de blasfemia y se ponen en contra del Espíritu Santo, los mismos que son pecados de los cuales nunca serán perdonados.
Por causa de estas almas, el Espíritu Santo siente un terrible dolor y sufrimiento.
Lo mismo sucede cuando cometen pecados más pequeños, no sólo cuando cometen pecados graves.
La razón por la que las almas cometen estos pecados es que Lucifer tiene autoridad sobre las tinieblas y conjura la naturaleza pecaminosa en sus corazones.
Durante el período de la Cultivación Humana, Lucifer continúa ejerciendo esta autoridad de las tinieblas.
Por lo tanto, hasta que la cultivación de la humanidad llegue a su fin, el Espíritu Santo también sigue sufriendo de dolor y sufrimiento por esas almas.
Por eso Lucifer dice: "Tu también sufrirá a causa de mí" al Espíritu Santo.
Lucifer también dice esto:
"Tú dices que soy arrogante, pero no lo soy. Dios, quien me amaba, sabía que yo quería disfrutar de esta autoridad, y me permitió tenerla".
Al decir esto da a entender que no fue por su arrogancia que traicionó a Dios o que se levantó en contra de Él.
Hasta el final, nunca ha reconocido su arrogancia.
Todavía seguía confundido de que recibía el amor de Dios, y que Él le había dado tal autoridad porque lo amaba.
Se aferraba a la autoridad que él ejercitaría.
Aún cuando estaba siendo desterrado después de su traición en contra de Dios, reveló su ambición por disfrutar de gran autoridad.
Finalmente Lucifer dijo al Espíritu Santo:
"Durante el período de la Cultivación Humana, el mundo que yo gobierne será mayor y más extenso que el mundo bajo el régimen del Espíritu Santo".
"Ya que mi autoridad será más grande que la Tuya, yo te haré sufrir"
¿Con qué argumento estaba Lucifer diciendo que el mundo que gobernaría sería mayor que el mundo que estaría bajo el reinado del Espíritu Santo?
El pensó que el número de las personas que pertenecerían a las tinieblas, esto es, el número de personas que no creerían en Dios y caerían bajo su control, sería más grande que el número de los hijos que nacieran de nuevo en el Espíritu Santo.
Lucifer dijo que su autoridad sería mayor basándose en esos datos.
No obstante, la razón por la que el número de no creyentes es mayor, no es porque la autoridad de Lucifer es mayor que la del Espíritu Santo.
La autoridad de la Luz que pertenece al Espíritu Santo es inmensa comparada con la autoridad de la oscuridad que posee Lucifer.
Se puede encontrar la evidencia de esto en la historia de la humanidad.
Aunque parezca que las personas malvadas prosperan, al final la bondad siempre sale victoriosa.
Además, no importa con cuánta dureza persiga la autoridad de la oscuridad a los creyentes en Dios, la genealogía de la fe ha persistido.
En este mundo de oscuridad que gobierna Lucifer, existen hijos de Dios que están constantemente saliendo de la oscuridad a la luz por fe.
Esto prueba que la autoridad de la luz siempre vence a la autoridad de las tinieblas.
Es más, en los tiempos finales, el poder del Espíritu Santo se expandirá para ayudar a innumerables almas a recibir la salvación.
Por lo tanto, cuando Lucifer dijo al Espíritu Santo que su autoridad sería mayor, fue un simple cálculo erróneo resultante de su arrogancia.
De este modo nos damos cuenta cuán arrogante es su corazón.
Lo que dijo Lucifer se convertirá en evidencia en el Día del Juicio Final.
Esto prueba que su arrogancia y maldad llegan al extremo, y por ende recibirá el castigo más terrible del Infierno.

Amados hermanos y hermanas,
La arrogancia de Lucifer fue tan grande que no pudo entender la profundidad del corazón de Dios, quien lo amó mucho, al punto de darle naturaleza humana.
Él malentendió que había recibido el amor de Dios a causa de su grandeza, y pensó que Dios le había dado autoridad sobre las tinieblas porque lo merecía.
Pensó además que todo el mundo natural estaría bajo su control en el futuro.
Y por ende, ella afirmó que causaría sufrimiento a Dios el Hijo, al igual que Dios el Espíritu Santo.
Todo fue por causa de su arrogancia, lo cual le llevó al extremo de atreverse a pensar en traicionar y levantarse en contra de Dios el Padre.
Dios el Espíritu Santo intentó de muchas formas hacerle notar su error.
Le habló diciendo:
"Tú no entiendes el corazón de Dios, y no conoces Su amor tampoco.
El Padre te ha amado, te ha favorecido, y ha disfrutado de tus alabanzas.
Si tú conocieras el corazón del Padre, no actuarías de este modo. Si conocieras el amor del Padre, jamás hablarías como lo estás haciendo.
Debido a que conozco cuánto te ha amado el Padre, lamento todo esto, lo lamento mucho.
Lamento que no comprendas el amor del Padre, y que no entiendas Su sincero corazón".
El Espíritu Santo se sentía muy lastimado en su corazón a causa de Lucifer.
La razón por la que Dios el Padre le dio naturaleza humana a Lucifer y lo amó mucho fue porque Él quería compartir amor verdadero con Lucifer.
No obstante, Lucifer falló en entender lo que es el amor verdadero, y llegó a ser arrogante.
El amor verdadero nunca cambia bajo ninguna circunstancia.
Mientras más amor se recibe, más se sirve a los demás y más amor se comparte, pero Lucifer no fue así.
El Espíritu Santo habló con Lucifer diciendo:
"Mientras la historia de la Cultivación Humana llegue a su fin, tú serás confinado por mí.
Y lamentarás amargamente haber dicho lo que estás diciendo ahora.
No importa cuántas personas controles, te darás cuenta de que tu autoridad no podrá ser mayor que la del Padre.
La razón por la que Dios el Hijo sufrirá por tu culpa, no es porque tu autoridad es mayor.
Eventualmente te darás cuenta de que todo esto ha estado incluido en el plan de Dios el Padre".
Con las siguientes palabras Dios el Espíritu Santo terminó lo que estaba diciendo;
Él sabía que Lucifer era demasiado arrogante para escuchar, a pesar de sus esfuerzos por hacerle entender.
"Debes entender cuán terrible es la arrogancia por medio de esto:
Proverbios 16:18 –que dice: "Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu".
Debido a que el orgullo (arrogancia) cubre los ojos de las personas, estas personas son engañadas por sí mismas.
A pesar de estar caminando por el sendero erróneo, estas piensan que están en el sendero correcto.
Cuando los demás ven que están equivocados, piensan en ellos e intentan corregirlos.
Si un hombre desea cambiar, debe darse cuenta de sus errores. Pero la arrogancia impide que lo haga.
Por lo tanto, debemos estar siempre alertas de no darle oportunidad a la arrogancia.
A través de la conversación entre Lucifer y el Espíritu Santo, ustedes deben darse cuenta que nunca deben someterse a la autoridad de la oscuridad que gobierna Lucifer.
En otras palabras, nunca deben convertirse en esclavos del diablo enemigo y Satanás.
Jesús dijo en Juan 8:34: "De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado".
Si un hijo de Dios comete pecado, es probable que se convierta en esclavo del diablo enemigo y Satanás.
Entonces, él llega a triunfar porque piensa que el mundo que reina se está extendiendo.
Sin embargo, el Espíritu Santo siente el dolor e intercede por el alma que comete pecado.
Les animo a recordar esto, a que no cometan pecado, sino que vivan de acuerdo a la Palabra de Dios.
Les pido en el nombre del Señor que agraden a Dios el Padre mientras practican la verdad.

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Antes de que Lucifer sea confinado al Abismo, con altivez habló palabras arrogantes a Dios.
Miró fijamente a los ojos de Dios el Padre y le habló como si estuviera distinguiendo entre lo bueno y lo malo.
El rostro de Lucifer estaba completamente transformado.
Su rostro alguna vez hermoso se había convertido en uno aterrador, con los ojos rasgados hacia arriba.
Lucifer demostró sin rodeos su arrogancia al atreverse a entrar en contienda con Dios el Creador.
Además, fue tan indiscreto con Dios que de manera muy irrespetuosa lo llamó "Tú", diciendo:
"Tú creaste innumerables ángeles y querubines que te sirven y ministran en el reino espiritual.
Eres el único Dios, y yo soy una simple criatura. Quiero que me des la misma autoridad que tú tienes.
También dame algunos ángeles para que yo pueda establecer mi propio país.
¿Acaso no piensas que es justo que me des la misma autoridad con la cual yo pueda competir contigo?
Dame aquella autoridad, y dame los espíritus de la oscuridad que yo pueda controlar.
Es justo que me des la autoridad semejante a la tuya para que pueda competir contigo durante el período de la Cultivación Humana.
Solamente cuando la carrera se de bajo términos justos dejará de haber motivos de acusación cuando yo te hable.
Entonces podré decir que compito contigo en términos justos y con equidad. Y sólo entonces podrás ser llamado Dios de Justicia".
Incluso cuando Lucifer hablaba de manera arrogante e insolente, Dios el Padre simplemente escuchaba.
Y cuando la Cultivación Humana inició seriamente, Él concedió su petición.
Él liberó a muchos espíritus de la oscuridad del confinamiento de modo que Lucifer pudiera gobernarlos.
¿Por qué concedió Dios el Padre la petición de Lucifer?
Fue para completar la justicia perfecta, tal como lo había dicho Lucifer.
Fue para mostrar que jamás podría derrotar a Dios el Padre, aunque tuviera la autoridad de la oscuridad que había pedido.

Amados hermanos y hermanas,
Al leer en el libro de Job vemos a Satanás presentando acusaciones contra Job.
En Job 1:8 Dios le dice lo siguiente a Satanás con respecto a Job: "Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?
Luego, en Job 1:9 Satanás responde: "¿Acaso teme Job a Dios de balde? Y entonces le pide a Dios que toque todo lo que Job poseía.
Una vez que Dios concedió la petición de Satanás, Job instantáneamente perdió sus hijos y todas sus posesiones.
Pero Job no blasfemó contra Dios sino que se mantuvo firme en su integridad.
No obstante, Satanás no se dio por vencido y acusó a Job por segunda vez.
En Job 2:5, Satanás dijo: "Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia".
Una vez más, Dios concedió la petición de Satanás.
Dios puso a Job bajo el poder de Satanás, pero con la condición de que no tocara su vida.
Entonces Satanás hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza, y lo hizo sufrir al extremo.
Luego, Job empezó a blasfemar contra Dios, y se enojó con sus amigos; de este modo reveló la maldad escondida en el fondo de su corazón.
Ahora, ¿significa esto que Satanás ganó la batalla?
Ustedes sabrán que esto no significó una victoria para Satanás al conocer la conclusión de parte de Job.
Debido a las acusaciones de Satanás, Job pasó por pruebas, y él revela mucha maldad en medio de dichas pruebas. Pero todo esto constituyó una bendición para Job.
Fue una buena oportunidad para darse cuenta de la maldad que ni siquiera sabía que estaba en él.
Eventualmente Job se arrepintió ante Dios, y llegó a ser una persona aún más espiritual.
Y entonces recibió el doble de bendiciones.
Ya que Dios obtuvo un hijo perfecto, las acusaciones de Satanás en realidad beneficiaron a Dios.
Al igual que el caso de Job, cuando Satanás acusa a alguien, es muy posible que le sigan las aflicciones.
Si pasa por pruebas a pesar de no haber cometido pecado, estas pruebas son para que reciba aún mayor bendición.
Por otro lado, si comete un pecado, las pruebas le permiten pagar por el pecado cometido.
Del mismo modo, existen pruebas que son como "látigos de amor" que nos ayudan a mantener en mente que no debemos cometer el mismo pecado una y otra vez.
Por lo tanto, si ustedes pasan las pruebas con gratitud, obtendrán bendición.
Es tal como está escrito en Job 23:10 que dice: "Mas él conoce mi camino; me probará, y saldré como oro".
Eventualmente la Cultivación Humana nos lleva al proceso de sobreponerse a las pruebas hasta que seamos reconocidos como verdaderos hijos de Dios.
Aunque no estén pasando por pruebas muy serias como las de Job, ciertamente pasarán por diversos tipos de pruebas.
Solamente al pasar por estas pruebas podremos darnos cuenta de la maldad en el corazón y podremos desecharla.
Además, a través de las pruebas podremos cultivar nuestro corazón en lo espiritual, y su fe será refinada como el oro fino.
Con la autoridad de la oscuridad, Lucifer motiva e incentiva la maldad en los corazones de las personas para que cometan pecados y transiten por el camino de muerte.
No obstante, los hijos de Dios que reciben el Espíritu Santo pueden arrepentirse de la mayoría de sus pecados con la ayuda del Espíritu Santo.
Entonces, el amor de Dios el Padre será grabado profundamente en sus corazones para que puedan vivir con mayor perfección en la luz.
Eventualmente llegarán a ser los verdaderos hijos que Dios el Padre desea.
Del mismo modo, Lucifer en realidad está ayudando a Dios a cumplir con el propósito de la Cultivación Humana.
Por lo tanto, Lucifer y los espíritus de la oscuridad pueden compararse con el fertilizante utilizado por los agricultores.
Las personas no pueden ingerir el fertilizante.
Si lo hace sufrirá daños.
No obstante, si utiliza el fertilizante para cultivar su tierra, podrá cosechar buenos frutos.
Al igual que los daños producidos por el fertilizante ingerido, Lucifer y los espíritus de la oscuridad que son espíritus malignos que se levantaron contra Dios, estos son usados del mismo modo.
Sin embargo mediante las obras del espíritu de oscuridad, Dios puede cosechar hijos verdaderos, el grano espiritual que Dios anhela.
El trabajo de los espíritus de oscuridad es el de probar y perseguir a los hijos de Dios, el cual cumple el rol de "fertilizante" para hacer que los hijos de Dios se conviertan en buen grano.
Se dice que los pastores cuidan de sus ovejas, junto con las cabras con cuernos.
Para las ovejas tranquilas, las cabras representan los antagonistas que les causan problemas.
Es debido a que las cabras causan dolor a las ovejas con sus cuernos cuando estas están quietas.
Y por eso las ovejas van de aquí para allá a fin de evadir a las cabras.
Gracias a las cabras, las ovejas pueden mantenerse saludables.
Además, existe lo que se llama "efecto bagre".
Se dice que los agricultores que cultivan peces locha (sardina) utilizan el bagre para obtener sardinas saludables y activas.
Colocan varios bagres en el estanque de sardinas.
Las sardinas son enemigas por naturaleza del bagre.
Una vez que varios bagres son liberados en el estanque, las sardinas se mueven activamente de un lado para el otro a fin de sobrevivir.
Aunque algunas sardinas con mala salud y nutrición sean devoradas por los bagres, la mayoría de sardinas crecen más fuertes y saludables.
Además, cuando las sardinas son transportadas a lugares distantes, las personas colocan un bagre en el estanque de transportación, y de este modo las sardinas están activas hasta llegar a su destino.
El enemigo natural de las sardinas, el bagre, juega el rol de extensor del término de vida de las sardinas.
El mismo principio se puede aplicar a la razón por la que Dios el Padre permite a los espíritus malignos trabajar durante el período de la Cultivación Humana.
Dios anhela que Sus hijos tengan mejor fe, semejante al oro fino, así como también esperanza verdadera y amor espiritual en medio de las pruebas.
Por lo tanto, les animo a dar gracias en todo, incluso al estar en medio de las pruebas.
1 Pedro 1:6-7 dice: "En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo".

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
En el siguiente estudio explicaré acerca del mundo de los espíritus malignos establecido alrededor de Lucifer.
Lucifer era una simple criatura que traicionó el amor de Dios.
Sin embargo, Dios concedió la petición de Lucifer, y le permitió establecer el mundo de los espíritus malignos.
Lo hizo solamente por Su única esperanza.
La esperanza de adquirir hijos verdaderos de Dios en la justicia perfecta.
Para poder cumplir esta esperanza, Dios le concedió a Lucifer su petición a pesar de su forma irrespetuosa de hablarle.
Durante el período de Cultivación Humana, Lucifer ha instigado y controlado a la gente maligna para que blasfemen contra Dios constantemente y lo condenen.
No obstante, Dios el Padre ha persistido, incluso con aquellas personas que lo condenan.
Ya que estas personas también fueron creadas a la imagen de Dios, Él anhelaba que se arrepintieran en algún momento y que llegaran a ser Sus hijos.
Hubo personas que no se arrepintieron de sus malos caminos, sino que escogieron el camino de destrucción. Aún así, Dios el Padre anhela que todos alcancen la salvación.
2 Pedro 3:9 dice: "El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento".
Anhelo que todos ustedes puedan entender el corazón de Dios el Padre en lo profundo de sus corazones.
Les animo a que desechen toda forma de maldad y a que lleguen a ser hijos de Dios con corazón verdaderamente sincero y limpio.
Yo ruego en el nombre del Señor Jesucristo, que ustedes lleguen a ser el fruto perfecto al final del período de la Cultivación Humana, para ser la evidencia de que Dios el Padre ha vencido.

[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch