new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
banner
on air
Sermon
Official Service
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Estudio basado en Génesis(2) - Los Cielos    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 1:1
Date
   2009-07-03



Génesis 1:1
[1] En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Amados hermanos y hermanas en Cristo.

Este es el segundo estudio de Génesis. En el estudio anterior explique acerca de la apariencia y corazón de Dios el Origen, quien existió solo antes de la Creación. Dije que Dios, como "Dios el Origen", se esparcía por todo el universo en la imagen de Luz que contenía el Sonido. Dios el Origen, quien existía solo en esta forma, deseaba tener otro ser que pudiera sentir todas las cosas y compartir Su amor con Él. Entonces Él se aferró al concepto de la Cultivación Humana en Su corazón, y estableció el patrón para la misma hasta el último día.
Cuando las personas construyen un edificio, primero hacen un diseño del mismo, y luego comienzan la construcción basada en el diseño. Antes de levantar el edificio, invierten una cantidad considerable de tiempo realizando la preparación del terreno para la construcción de las bases. Ellos se aseguran que el trabajo de fundación que soportará el edificio este seguro, sólido y fuerte.
De la misma manera, antes de que Dios empezara realmente el proceso de la Cultivación Humana, hubo un largo período de tiempo que Él paso de antemano en preparación. Comenzando en este estudio, voy a explicar qué tipo de obras hizo Dios el Origen antes de pensar en la Cultivación Humana.
A propósito, para entender este Estudio de Génesis, usted debe saber la definición correcta de los términos. Por ejemplo; cuando hablo de "El Universo Original" debe conocer a qué me estoy refiriendo con esto. No se refiere al universo que usted puede ver ahora con sus ojos, sino al universo donde Dios existía solo antes de que comience con la Creación. Además, cuando digo "Dios el Origen", estoy hablando acerca de Dios quien estaba llenando todo el Universo Original en forma de Luz que contenía el Sonido.
De esta manera no tendré que explicar a qué se refieren o qué significan estos términos cada vez que los menciono. Lo mismo se aplica a la "Luz Original" y al "Sonido Original".
Les animo a que entiendan y recuerden los términos nuevos que quizás aparezcan en este estudio de Génesis.

Queridos hermanos y hermanas.
¿Qué fue lo primero que Dios el Origen hizo para la Cultivación Humana?
El formó "la Luz que contiene el Sonido" que se extendía a través de todo el Universo Original para adherirse, y llegar a tener cierta forma semejante a luz. Adherirse significa juntarse para formar un solo cuerpo. El lugar en el que la Luz Original que contenía el Sonido Original se adhirió es la cúspide del reino espiritual. A propósito, el Sonido Original inicialmente se emitía en la cúspide del reino espiritual y se esparcía. El Sonido Original que sonaba de la cúspide del reino espiritual penetraba la Luz Original, y entonces se esparcía a todo el Universo Original.
CÚSPIDE: significado tomado de una aplicación especial del término usado en astronomía para definir "un punto en la esfera celestial hacia o desde el cual un grupo de estrellas parece moverse". En este contexto "cúspide" sería "un punto en el Espacio Espiritual Original al que se adhirió la Luz Original, que fue penetrado por el Sonido Original, y del cual la Luz y el Sonido se esparcieron por todo el Universo Original".
Pero ahora, Dios hace que se adhiera a la cúspide del reino espiritual, y se convirtió en cierta forma de luz. Por supuesto, en esta luz adherente estaba el Verbo, la esencia de Dios, que es el Sonido. Una vez que Dios el Origen se adhirió en luz, Él se dividió a sí mismo en tres diferentes luces. Estas eran Dios el Santo Padre, Dios el Santo Hijo, Dios el Santo Espíritu; el Dios Trino. Voy a hablar más sobre este punto en el próximo estudio.
Al mismo tiempo, cuando Dios el Origen se adhirió en una luz, cielos de dimensiones diferentes fueron creados. Aquí, "cielos" tiene el mismo concepto que "espacio del universo". Inicialmente había un Universo Original, pero ahora nuevos universos eran creados.
¿Cómo pudo el único Universo Original llegar a ser un número de universos diferentes?
Del mismo modo en que la Luz Original que se extendió a lo largo del Universo Original se unificó a la cúspide del reino espiritual, la intensidad de la luz varió y causó que varios universos diferentes llegaran a existir. La intensidad de la luz era siempre la misma en cualquier parte del Universo Original. Pero ahora la intensidad estaba más fuerte en la cúspide del Reino Espiritual, y había otros lugares que tenían una intensidad más débil.
Por ejemplo, si usted instala 10 mil focos del mismo voltaje en un templo, estará iluminado a la misma intensidad por todas partes. Ahora, ¿qué pasaría si usted enciende en el centro sólo un foco que tiene la misma iluminación que los otros 10 mil focos? Cerca del foco habrá mayor iluminación que lejos de él.
Igualmente, cuando la Luz Original se adhirió como una, se formaron diferentes espacios según el brillo de la luz. A propósito, esta Luz Original es Luz Espiritual. Por lo tanto, mientras cambia la intensidad del brillo de la luz, "la densidad" de los atributos del "espíritu" también cambia.
¿Cuál es el atributo del "espíritu"? Se refiere a las características eternas e inmutables. Los atributos de la "carne", que es lo opuesto al espíritu, son las características perecederas y variables.
Cuando la luz original se unió como una, la relación del brillo de la luz y la densidad del espíritu se hicieron diferentes con la distancia de la cúspide. Entonces, el Universo Original que había sido como uno, se convirtió en un total de cuatro universos. Y Dios llamó a cada uno de los universos el primer cielo, el segundo cielo, el tercer cielo, y el cuarto cielo respectivamente.
Hay versículos en la Biblia que dan a entender que no hay un solo Cielo sino muchos Cielos:
Nehemías 9:6 dice: "Tú solo eres JEHOVÁ; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran".
2 Crónicas 6:18 dice: "Más ¿es verdad que Dios habitará con el hombre en la tierra? He aquí, los cielos y los cielos de los cielos no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que he edificado?"
Ambos versículos usan "los cielos y los cielos de los cielos". Había cielos, y los cielos de los cielos. La forma plural de cielos, significa que hay más de dos cielos. Se puede ver claramente aquí que hay por lo menos 4 cielos. Además, Salmos 68:33 y Jeremías 10:12 también mencionan los "cielos". Igualmente, el hecho de la existencia de muchos cielos también está escrito en la Biblia.
¿Cómo se diferencian estos cielos el uno del otro?
El lugar en el que Dios el Origen se unió como una luz es un lugar muy especial que pertenece al cuarto cielo. Por lo tanto, la luz más brillante está en el cuarto cielo al igual que la densidad del espíritu.
El siguiente es el tercer cielo, y posteriormente se encuentra el segundo cielo. Los cielos son del reino espiritual hasta este segundo cielo. Pero sólo el primer cielo no pertenece al reino espiritual, sino a un mundo material. El primer cielo está lleno con los atributos de la carne y casi no hay ningún atributo del espíritu en el primer cielo. La luz original de Dios también se disminuye a casi nada.
El mundo donde usted y yo vivimos ahora, el universo que vemos con nuestros propios ojos corresponde al primer cielo. Sin embargo, este primer cielo no era algo creado en ese tiempo porque ya existía en el Universo Original. Asimismo, el segundo, tercero, y cuarto cielo también existían en el Universo Original. La Luz Original que se había unificado inicialmente como una en el Universo Original se dividió en estas cuatro luces.
Sin embargo, usted no debe entender el espacio espiritual de la manera que entiende el espacio material. En el espacio material, si usted corta cierto espacio en cuatro partes, cada espacio se hace más pequeño de lo que era originalmente el espacio entero. Este concepto no se aplica al espacio espiritual. Esto sucede ya que no hay límite en el espacio espiritual.
Cuando el vasto e infinito universo se dividió en cuatro partes, cada una de estas llegaron a ser universos vastos e infinitos, y sin importar las veces que se dividan, siempre será igual. Por lo tanto, aunque el Universo Original se haya dividido en cuatro cielos, no hay límite para ninguno de estos.
No solamente el segundo, tercero y cuarto cielos son infinitos, sino también el primero, el cual pertenece al mundo material. El fin del universo no se ha descubierto ni siquiera con la ciencia tan sofisticada que existe actualmente. Es por eso que la gente dice que el universo es vasto e infinito.
Si el primer cielo, que pertenece al mundo material, es así de vasto, ¿cuán vastos serán los demás cielos que pertenecen al mundo espiritual?
Ahora, el momento en el que el cielo original se dividió en cuatro cielos, ninguno de estos tenían "contenido" aún. Dios simplemente los dividió de forma adecuada de acuerdo a sus propósitos, pero el contenido de cada cielo aún no había sido creado.
Por ejemplo, cuando las personas construyen una casa, hacen habitaciones diferentes en áreas distintas del edificio de acuerdo al propósito de cada habitación. La sala, la habitación de los niños, la cocina, el garaje, etc.; son diferentes en su tamaño y ubicación dependiendo de su propósito. Una vez que la casa está construida, hay espacios separados por paredes, pero están vacíos, sin muebles ni objetos.
El momento que Dios el Origen se adhirió en una luz y el Universo Original se dividió en cuatro cielos, el universo se encontraba en la misma etapa que esta casa. No obstante, estos cielos no estaban completamente vacíos ya que tenían innumerables estrellas como las hay hoy.
Los sistemas galácticos y las innumerables estrellas ya existían y se encontraban en el Universo Original donde existía Dios únicamente. Aunque Dios el Origen estaba solo, no significa que no había nada en el Universo Original; pues había innumerables estrellas y los sistemas galácticos, que constituyen grupos inmensamente grandes de estrellas.
No obstante, en ese entonces no existía la Tierra ni el sistema galáctico al cual pertenece. La Tierra, el sistema solar, y el sistema galáctico fueron creados posteriormente como la base para la Cultivación Humana. En este Universo Original, mientras Dios el Origen se adhería como una luz, el espacio en el que los atributos espirituales casi se reducen a nada, es el universo que vemos actualmente con nuestros ojos.
¿De qué manera separó Dios los Cielos y con qué propósito?
Dios separó el primer cielo para hacerlo la base de la Cultivación Humana. El segundo cielo ha sido preparado como un espacio para los espíritus de la oscuridad, los cuales son necesarios para la Cultivación Humana. Pero también fue para Adán, quien fue creado como un espíritu viviente.
El tercer cielo se separó para construir el Cielo en el que entrarán las buenas semillas recibidas mediante la Cultivación Humana. La Biblia dice claramente que este Cielo está ubicado en el tercer cielo. En 2 Corintios 12:2 dice: "Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo". Y en el verso 4 dice: "[hombre] que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar".
El Apóstol Pablo fue arrebatado al tercer cielo, y llegó al Paraíso, que es una de las muchas moradas del Cielo (en el tercer cielo). Con esto vemos que el tercer cielo es el espacio en el que está ubicado el Cielo.
Finalmente, el cuarto cielo es el espacio para el Dios Trino. El mismo lugar en el que Dios el Origen se adhirió como una luz está en el cuarto cielo, y este tiene la misma dimensión que el Universo Original. Dios creó los cielos de acuerdo al propósito para cada uno, pero como dije antes, aún no existía su contenido.
Por ejemplo, la Tierra, el sistema solar, y el sistema galáctico no habían sido creados aún en el primer cielo, el cual constituye la base para la Cultivación Humana. Asimismo, el Cielo no había sido creado aún en el tercer cielo sino solamente se creó el espacio que serviría para ubicar al Cielo.
Aún estoy hablando del momento en el que el Universo Original se dividió originalmente en cuatro cielos.
Luego estos cielos se llenaron con su respectivo contenido por la obra de la Creación de Dios. Por cierto, se debe entender algo más con respecto al espacio espiritual:
En un sentido humano, existen el primer piso (planta baja), el segundo piso que está sobre el primero, y el tercero y cuarto pisos. Para ir al cuarto piso es necesario pasar por el segundo y el tercero. Si es que se quiere bajar desde el cuarto piso se debe pasar por el tercero y el segundo pisos.
No obstante, en el espacio espiritual esto no es igual. Se puede pasar al primer piso directamente desde el cuarto piso, y lo mismo sucede haciéndolo desde el segundo piso. También se puede ir directamente desde el primer piso hasta el tercero o cuarto pisos.
Les dije que el primer cielo corresponde al mundo material, y que los demás, segundo, tercero y cuarto, pertenecen al mundo espiritual. Si todos los cielos pertenecieran al mundo material, al igual que los pisos de un edificio, el segundo cielo terminaría donde empieza el primer cielo. El tercer cielo empezaría donde termina el segundo, y el cuarto cielo estaría inmediatamente sobre el tercer cielo.
Si se aplica el pensamiento humano, para ir desde el primer cielo hasta el cuarto cielo se debería ir primeramente al final del primer cielo para entrar al segundo cielo. Al llegar al final del segundo cielo, se alcanzaría el tercer cielo, y al cruzar el tercer cielo se alcanzaría finalmente el cuarto cielo.
Si el mundo espiritual fuera así, el Señor quien resucitó y ascendió a los Cielos hace 2 mil años atrás, habría tenido que pasar por algún lado del primer cielo.
Nuestro Señor dijo que iba a encargarse de la construcción de nuestras moradas en el Cielo, en el tercer cielo, y que regresaría para llevarnos. Si el segundo cielo empieza donde termina el primer cielo, y luego viene el tercer cielo, y aunque el Señor viaje a la velocidad de la luz, aún tendría que estar en algún lado del primer cielo.
¿Cuándo construiría nuestras moradas en el Cielo, y cuándo regresaría por nosotros?
Hechos 1:9 dice: "Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos". Cuando el Señor ascendió a cierto punto del primer cielo, una nube lo cubrió, y no se le vio más. En ese punto se encontraba la puerta del reino espiritual, especialmente del cuarto cielo.
Por eso Él no necesitó ir al fin del primer cielo, sino que sin tener que pasar por el segundo ni el tercero, Él pudo ir directamente al cuarto cielo.
Tenemos otro ejemplo en Hechos 7:55-56 donde se describe la escena en la que el diácono Esteban vio el reino espiritual con sus ojos espirituales. Dice así: "Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios".
Cuando el diácono Esteban se encontraba lleno del Espíritu y se abrieron sus ojos espirituales, pudo ver los cielos abrirse y al Señor sentado a la diestra de Dios. Cuando los cielos se abrieron en el primer cielo, pudo ver directamente al Señor en el cuarto cielo. Nosotros no podemos entender el segundo, tercero y cuarto cielos desde una perspectiva humana porque estos pertenecen al reino espiritual.
Estos cielos constituyen reino espiritual, en dimensiones diferentes, por tanto están separados estrictamente el uno del otro, pero sus espacios pueden superponerse entre sí. "En dimensiones diferentes" significa que cada cielo tiene una intensidad distinta de la luz y densidad del espíritu.
El término "dimensión" usado aquí tiene una connotación diferente a la que tiene en este mundo. Se trata de la "dimensión" que puede ser categorizada de manera diferente dependiendo de la intensidad de la luz y de la densidad del espíritu en los cielos.
El cuarto cielo tiene la mayor intensidad de luz y densidad de espíritu. Por lo tanto, el cuarto cielo es llamado el espacio dimensional más alto, en otras palabras, el cuarto espacio dimensional.
El siguiente es el tercer cielo, que constituye el tercer espacio dimensional. Posteriormente viene el segundo cielo, que es el segundo espacio dimensional. Y el primer cielo, el cual corresponde al mundo material, es el primer espacio dimensional, el espacio dimensional más bajo.
De este modo cada cielo tiene dimensión diferente, pero los espacios pueden superponerse entre ellos. Por eso, si una puerta al reino espiritual se abre en el primer cielo, se puede ir al segundo, tercero, o cuarto cielos. No obstante, no cualquiera puede pasar a donde quiera según desee.
Los seres de dimensiones superiores pueden viajar libremente hacia las dimensiones inferiores, pero no ocurre lo contrario. Por lo tanto, el Dios Trino, quien es el Ser de la cuarta dimensión, puede viajar por cualquier lado desde el primero hasta el cuarto cielo.
En la Biblia, por ejemplo, está escrito que el Señor resucitado viajó atravesando el primero y cuarto cielos en un período muy corto de tiempo. El Señor se apareció primero a María Magdalena luego de la resurrección, en la madrugada de la primera mañana después del Día del Señor.
Juan 20:17 dice: "Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios". Para ese entonces el Señor había vencido la autoridad de la muerte y había resucitado.
Él cumplió a cabalidad la promesa de la Cruz que Dios le había confiado, y por eso, Él debía regresar al Padre primero para presentarse ante Él y saludarlo. Pero Él se encontró con María Magdalena, quien visitó la tumba primero, y por eso le dijo: "aún no he subido a mi Padre" y le dijo a ella que regresara y dijera: "Subo a mi Padre".
Este fue el incidente que tuvo lugar la primera mañana luego del Día del Señor, la madrugada que el Señor resucitó, y Juan 20:19 nos dice que esa misma noche el Señor se le apareció a los discípulos en el lugar en el que estaban reunidos. Dice: "Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros".
Para ese entonces el Señor resucitado ya se había encontrado con Dios quien está en el cuarto cielo, y luego regresó al primer cielo. En un tiempo menor al de un día, Él había viajado del primero al cuarto cielo, y luego de regreso. Sin embargo, no significa que se requiere cierto número de horas para viajar del primero al cuarto cielos. Esto es así porque el concepto de tiempo en el reino espiritual es diferente al del mundo material.
Otra cosa interesante aquí es que, aunque los discípulos del Señor tenían las puertas cerradas en el lugar donde estaban reunidos, el Señor se apareció ante ellos. Esto fue posible porque el Señor resucitado es un Ser del cuarto espacio dimensional, y por ende, no está restringido por el mundo material, que constituye el primer espacio dimensional.
Por el contrario, los seres del primer cielo son los seres del primer espacio dimensional, el espacio más bajo, y por ende no pueden ir más arriba que el primer cielo. Sin embargo, si llegan a ser seres de las dimensiones superiores, podrán ir a los cielos superiores.
Por ejemplo, las almas salvas son ciudadanas del cielo y son seres del tercer espacio dimensional. Por lo tanto, una vez que parten de su cuerpo humano del primer espacio dimensional, su espíritu, que pertenece al tercer espacio dimensional, puede ir al Cielo del tercer cielo. No obstante, si usted alcanza el corazón del espíritu y espíritu perfecto, podrá experimentar el espacio espiritual, aún estando en este mundo.
Esto se da porque la intensidad de la luz espiritual y la densidad del espíritu que sale de la persona espiritual son consistentes con la dimensión del tercer cielo. Yo creo que ustedes pueden entender todas estas cosas porque su fe ha crecido grandemente y porque ya han tenido experiencias en aquellos espacios espirituales.
Muchos incidentes se encuentran en la Biblia, los cuales tomaron lugar en los espacios espirituales. Aquellos incidentes se pueden entender bien solamente si se sabe el concepto y fluir del espacio espiritual. Si ustedes desean saber más acerca de este tema, acudan a la serie de sermones titulados "Espacio y Dimensión".

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Esta noche les he explicado las obras que Dios el Origen hizo primero para la Cultivación Humana.
Dios el Origen existió en todo el Universo Original en la forma de Luz que contenía el Sonido, y luego se adhirió en una Luz en la cúspide del reino espiritual.
Al mismo tiempo, el Universo Original, el cual era uno solo inicialmente, se dividió en cuatro cielos diferentes. La razón por la que Dios hizo estos cielos es para que cada uno de estos sirva un propósito diferente en la Cultivación Humana.
En realidad Dios inició todas estas obras con el único propósito de ganar hijos verdaderos. Él lo hizo para ganarnos a usted y a mí.
¡Dios el Padre creó el vasto e infinito universo para usted!
Por eso le animo a que llegue a ser un hijo verdadero de Dios mediante la Cultivación Humana y que así se convierta en un verdadero gozo para Dios el Padre.
¡Ruego en el nombre del Señor Jesucristo, que al hacer esto ustedes puedan compartir el corazón amoroso de Dios el Padre en los Cielos, los cuales han sido preparados en el amor de Dios, y que logren disfrutar de una vida feliz por siempre!

[Amén]

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch